El diseño de una sociedad

“El diseño industrial es un concepto que se inicia con la producción en serie, cuando se rompe la relación entre el artesano y el consumidor y se crea la figura del diseñador. Siempre ha existido una paradoja entre quienes defienden que el diseño sirve para impulsar su compra, o que es un reflejo de nuestros valores culturales, como el diseño de los billetes, que reflejan la identidad cultural de cada país”.  – Deyan Sudjic, director del Design Museum, Londres, Inglaterra.

Portada del libro "El lenguaje de las cosas" de Deyan Sudjic

Portada del libro “El lenguaje de las cosas” de Deyan Sudjic.

He crecido con una advertencia, ¡cuidado!. Cuando me secaba el pelo oía la voz de mi madre: “apágalo de vez en cuando que se va a romper”, cuando jugaba con mi querida Sega de 16-bits mi hermano mayor me regañaba al usarla muy seguido, porque corría el riesgo de estropearse. Y yo sólo podía pensar, pero ¿no está hecho para usarse? No entendía nada y solía pensar que ellos entendían menos. Por lo que nunca les hice caso. Pero, efectivamente, todo acababa en la basura y era sustituido por uno nuevo.

Es triste pensar que las futuras generaciones no podrán heredar las cosas de sus mayores, la radio del abuelo, el tocador de mamá, la preciosa lámpara de oficina de papá. Todo estará en la basura ya que se habrá roto o habrá dejado de funcionar, ¿y por qué?

Por la llamada obsolescencia programada u obsolescencia planificada. Es la determinación o programación del fin de la vida útil de un producto o servicio. De modo que el producto o servicio está fabricado/diseñado de manera que, tras un período de tiempo estipulado por el fabricante o por la empresa, éste se torna obsoleto, no funcional, inútil o simplemente inservible. El concepto nace en 1932, como idea de Bernard London, que proponía terminar con la gran depresión, aunque no se llevó a cabo. Sin embargo, el término fue popularizado en 1954 por Brooks Stevens, diseñador industrial estadounidense.

Un ejemplo ocurrió en 1940, cuando la gran empresa química DuPont inventó una fibra indestructible, el nylon. Con éste textil las medias de las mujeres jamás se romperían. Pero todo el trabajo de los químicos se tuvo que olvidar ya que eso afectaría a las ventas, y la composición del tejido se cambió para ser menos resistente. Ahora, todas salimos de casa con el miedo a volver con grandes carreras, como si alguien nos las hubiera querido arrancar de cuajo.

Fotógrafo con mujeres mostrando las medias de nylon, 1942. Por Dale Rooks.

Mujeres mostrando las medias de nylon, 1942. Fotografía de Dale Rooks.

En las escuelas de diseño no enseñan a dar soluciones a problemas sociales, más bien se enfocan en la necesidad de ser fiel a una marca. Marca para la cual vas a trabajar, y has de conocer bien su público objetivo. Por lo que el diseñador se ve entre dos frentes, la empresa y el usuario. Como alumno aprendes a ver que el diseño no es sólo necesario, es inevitable, todo se crea y se diseña, pero, ¿con qué fin?. No puede tratarse sólo de vender, sino de aportar algo al mundo.

La obsolescencia programada no es sólo una ley o método de producción, es el diseño de una estrategia. Es el diseño de la sociedad de consumo. Nuestro comportamiento ante la industria es fruto de un plan, hemos sido diseñados. Comprar, utilizar, tirar, comprar. Consumir no es sólo una necesidad, se ha convertido en parte de nuestro ocio.

¿Por qué no podemos seguir lo evidente?, éste sistema ya no funciona, y cuando hay un problema es necesaria una solución. Miremos el presente:

Cada vez estamos más conectados, lo inaccesible ahora es accesible, poseemos más información sobre el mundo, sobre las cosas, el debate traspasa fronteras, y las ideas siempre están ahí. Todos somos creativos por naturaleza, seres descontentos con las soluciones de otros, por lo que deberíamos proponer nuestras propias soluciones. Si algo no funciona, se arregla. Si imaginas algo, lo haces real. Tenemos las herramientas en nuestras manos, sólo debemos utilizarlas, dar el paso, y no dejar que los demás decidan por nosotros. Tú eres el que tiene la necesidad y nadie mejor que tú será capaz de cubrirla.

Debemos ser un consumidor responsable, ya no somos ningunos ignorantes. Estamos en una revelación cultural donde el decrecimiento es necesario.

Estoy harta de comprar tostadoras. No dejemos que nuestros hijos hereden nuestra basura acumulada.

Para terminar con éste tema, recomiendo notablemente la visualización del documental “Comprar, tirar, comprar”. Recibirás más detalles sobre la obsolescencia programada, más datos que yo no he sido capaz de transmitirte.

Links: http://www.rtve.es/alacarta/videos/el-documental/documental-comprar-tirar-comprar/1382261/,o  https://vimeo.com/23524617

Si quieres saber más sobre la autora de este artículo, -haz click aquí-

Anuncios

3 pensamientos en “El diseño de una sociedad

  1. Excelente visión del proceso constante de cambios que ha sufrido el mundo de la fabricación en serie, si bien hace solo unos pocos años, la filosofia era construir barato y sustituir cuando hay una averia, los problemas de suministro de materiales hacen que se vuelva a la filosofia mas antigua de construir productos con materiales reciclables y con mas calidad para que valga le pena repararlos y no seguir llenando el planeta de residuos.

  2. Pingback: Sobre nuestra actualidad – MaüRÿ Tp

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s